El concreto autocompactable es aquel que tiene la propiedad de consolidarse bajo su propio peso sin necesidad de vibrado, aun en elementos estrechos y densamente armados.

Este concreto pertenece a la familia de los concretos de alto desempeño y tiene la propiedad de fluir sin segregación, autocompactándose por sí solo, asegurando así la continuidad del concreto endurecido.

El concreto autocompactable tiene ventajas como:

*La uniformidad estructural que puede lograrse sin que el proceso de colocación tenga un efecto negativo.
*Buen desempeño mecánico y de durabilidad de los elementos y las estructuras.
*Se evita la concentración del agregado grueso en zonas mal vibradas (panal de abeja).
*Reducción de costos y tiempos asociados con la colocación y el vibrado.
*Reducción de herramientas y equipo necesarios para la colocación.
*Eliminación del ruido provocado por el uso de vibradores durante el proceso de colocación.
*Reducción de los tiempos de ejecución de la obra.
*Disminución de los problemas auditivos.
*Reducción del riesgo de caídas al eliminar la necesidad de vibrado.
*Mayor facilidad y, por ende, menor esfuerzo para trabajarlo.
*Reducción de los costos de mantenimiento y reparaciones.
*Garantía de comportamiento estructural y de durabilidad de su edificación.
*Mejores acabados.
Reducción de costos de ejecución.


Hoy el concreto autocompactable es una tecnología que ha logrado que una propiedad del concreto en estado fresco permita garantizar la correcta compactación y consolidación del material directamente en el elemento estructural. De esta forma se logran conectar las propiedades del concreto en estado fresco con el desempeño del elemento de concreto en estado endurecido, debido a la homogeneidad en el comportamiento mecánico y la durabilidad del concreto colocado en la estructura.